Aceite de oliva virgen extra con DOP de La Rioja

Las denominaciones de origen del aceite de oliva virgen extra

La Rioja

El aceite de oliva riojano ha sido desde siempre un alimento básico en la alimentación de los habitantes de La Rioja, junto con el vino y el pan. Incluso se ha utilizado como remedio casero (emplastos, friegas, etc.) para aliviar determinadas dolencias humanas. Y desde siempre se ha utilizado como combustible de lámparas para dar luz en ermitas y santuarios. En las casa de los riojanos, sobre todo en las de los agricultores, se consumían habitualmente las aceitunas aliñadas. Se maceraban en agua con sal, tomillo, ajos y cáscara de naranja. Actualmente numerosas poblaciones para promocionar el consumo de aceite a la terminación de la recolección de la aceituna (Arnedo, Préjano, etc.) en los meses de enero y febrero, celebran fiestas en las que se degustan rebanadas de pan de hogaza regadas con aceite de oliva, son las famosas  “pringadas”.

Imagen relacionada

Hoy los agricultores de la Comunidad Autónoma de La Rioja nos ofrecen unos aceites de oliva virgen extra de extraordinaria calidad. Recientemente les han concedido la

Denominación de Origen con el nombre de “Aceite de La Rioja”. El consumidor español y extranjero puede disfrutar de estos aceites que se caracterizan por su sabor afrutado muy intenso a aceituna verde, recordando al plátano y las fresas. Es un aceite equilibrado y redondo tanto en el paladar como en la nariz. Carece de astringencia.

Producto obtenido a partir del fruto del olivo, por métodos o procedimientos exclusivamente mecánicos, incluida la presión, en condiciones, sobre todo térmicas, que no ocasionen la alteración del aceite.

Los aceites protegidos serán aceites de oliva virgen extra y tendrán un aspecto limpio, sin ningún indicio de velos, turbiedad o suciedad que impida apreciar su transparencia. Son de color verde, con ciertos matices que pueden ir desde el verde claro intenso al verde oscuro intenso. No presentan ninguna clase de defectos y poseen atributos positivos suficientemente intensos y un sabor afrutado al principio de la campaña, con ligeros sabores almendrados, sin amargor, dulce y ligeramente picante.

La zona de producción coincide con la de conservación, extracción y envasado y abarca las 503.388 ha que constituyen la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

AngeloDimonti.com